diumenge, 29 de novembre de 2009

No ver tres en un burro, o de la arquitectura como "arte visual" (agh..! qué grima!)




En una reciente y ficticia estancia en Japón, estuve localizando exteriores para la primera incursión de Enric Serra en Hollywood (una superproducción donde Sharon Stone y Susan Sarandon encarnarán a Zipi y Zape, y es que o se le daba un aire feminista a la cosa, travistiendo a los gemelos, o el Ministerio de Igualdad no soltaba un euro).

Agobiado por el mundo del celuloide, harto de sushi no moriwase y taja perdido por abuso del sake, decidí darme un respiro y buscar alguna actividad relacionada con mi antiguo empleo. Así que, tras consultar la Guía del Ocio de Tokio, reservé plaza para una master-class destinada a aprendices de arquitecto. La oficiaba el afamado arquitecto checo John Smith, un señor así como muy leído que va y les suelta a los chavales que "la Arquitectura es un Arte Visual". Dio pruebas: "todos los grandes arquitectos que han existido, de Vitrubio a Le Corbusier, así lo pensaban". Para cagarse: según el checo, la Arquitectura queda reducida al nivel de la papiroflexia y el macramé, merecedora, como mucho, de una entrada en la extinta "Enciclopedia Salvat de la Mujer".

Vamos a ver. Sí, la Arquitectura goza de un componente visual, al igual que un bocadillo de chorizo: ante un embutido que cada día huele menos a embutido, casi que el primer estímulo que le llega a uno es el visual. Pero... ¿se le ocurriría a alguien soltar que la gastronomía es un arte visual?

No creo en una Arquitectura con el acento puesto en lo visual. Es relegar al arquitecto al papel de decorador, en el mal sentido de la palabra (suponiendo que lo haya uno bueno, claro). Es no entender una mierda de qué es lo que nos jugamos. Es una prueba de que si así nos va, es que igual nos lo hemos ganado a pulso, soltando chorradas como ésta.

La Arquitectura, como tantas otras actividades, es una cosa mental. Una operación intelectual muy compleja donde el arquitecto ha de tratar de dar una respuesta unitaria y feliz a:

- la resolución de un programa,
- la satisfacción de los deseos del cliente,
- las soluciones constructivas que garanticen el confort adecuado,
- la racionalidad de la propuesta en términos económicos y de ejecución,
- el encaje de todo ello en la construcción de un pedazo más de ciudad, de una ciudad mejor,
- la dirección de todos los agentes que intervienen en el proceso.

Hablar entonces de "Arte Visual", ¿no es tratar de convertir la anécdota en categoría? (Y de la coletilla "Arte", ya hablaremos, que manda huevos...) Parte del problema, se debe al hincapié que se ha hecho en entender la Arquitectura en términos de "espacio", obviando así la potencia de la Arquitectura como generadora de "lugares". Y es que en el "lugar" encontramos también la pura geometría, la visibilidad de la cosa; pero a la vez se halla presente la marca de la memoria y del hecho cultural. Habrá segunda parte.

dijous, 26 de novembre de 2009

He utilizado la imaginación (sobre "Los límites del control", de Jim Jarmush)

esta es la frase clave, el nudo gordiano de la última pelicula de Jim Jarmush, con ella resuelve, y nos ahorra a los espectadores, el engorroso episodio de como el protagonista, un magnífico Isaak de Bankolé, burla la vigilancia de la imponente fortaleza del poder, del Control. Porque The Limits of Control es el nombre de la película, y para Jarmush es la imaginación el instrumento de ruptura del Control: "la realidad es subjetiva" nos dice el protagonista en una de sus pocas frases, ese es su punto debil, y la imaginación es la tentativa de negar el poder ("la vida real" que dice Bill Murray interpretando a el Control). Acompañamos a un frio y controlado protagonista en un viaje donde estoicamente rechaza la seducción sexual, y donde se cruza, intercambiando mensajes y escuchando consejos, con el arte, el conocimiento y las drogas, evasiones fuera de la vida real según Control, y que intuimos que Jarmush considera lo único que realmente merece ser vivido.
Así que discutiendo después del cine, no tardó en aparecer Baudrillard, y la imaginación en el centro de los dispositivos de poder, la imaginación (o creación de imágenes) como medio de seducción que genera el deseo, el dispositivo esencial de la sociedad de consumo. O sea, que nos vamos a casa sin acertar a saber si Bankolé era o no un agente doble, y con la duda de si ser agente doble es el destino del artista contemporáneo, o incluso del arquitecto en la medida de la capacidad de generar nuevos imaginarios.

Es evidente que los arquitectos somos capaces de crear, o reproducir imaginarios por otros creados, destinados a la seducción y al estímulo del consumo. Pero, ¿es esta imaginación capaz de inquietar a nadie?, sinceramente, yo no veo caras de preocupación, quiero decir en clientes u otros agentes de control. Como mucho si a alguien puede liberar la capacidad de imaginar serà a nosotros mismos, y es que el viaje de Bankolé es un viaje interior.


Lo que sí sabemos es que hemos disfrutado, y mucho, de unas bellisimas, y controladas, imágenes, acompañadas de una cuidada música, que como en las variaciones de una sonata clásica se repiten delicadamente a lo largo de las casi dos horas de película. Quizá, como dice Nini, detrás de estas frías y distantes imágenes sólo hay imágenes (del propio Jarmush, en este caso) y ella prefiere, seguramente yo también, a aquellos autores que lejos de escudarse o buscar subterfugios, se enlodan, y embarrados hasta el cuello no les da miedo el ridículo.

No está de más decir que es todo un placer discutir de cine con Nini, y que esta entrada nace de la estimulante conversación con ella.

dimarts, 24 de novembre de 2009

Éramos pocos y parió la burra. Se reemprenden las obras del Ateneu Torrellenc.

Vamos allá...





Continuando con el refreaneo burro, la cosa viene rodada: y es que ÉRAMOS POCOS Y PARIÓ LA BURRA! Otra obra que empieza este martes, junto a la escuela de educación infantil y primaria de Mallorca que os comentábamos ayer. Ni el Foster ese, tú. Vale, la cosa empezar empezar, no empieza, que tan sólo se reemprende tras un año de parón por cambio de empresa constructora, pero "Déu n'hi do"...


Igual alguien lo ha descifrado, recomponiendo la fachada "gruyerizada" que hay garabateada por arriba: se trata de un ateneu (ateneo), un centro cívico con teatro y salas de ensayo varias, situado en Torrelles del Llobregat.



Aproximadamente, se trata de un edificio de nueva planta, peeeero... conservando media crujía de un edificio anterior por aquí, que si el acceso a través del bar por allá... Y todo esto en un emplazamiento más encorsetado que un par de tetas de esas que bailaban el can-can. Y una riera (torrente) que pasa bajo sus faldas. Y el Ayuntamiento justo al lado. Y acceso por dos calles con cinco metros de desnivel entre las dos. Y... Una pesadilla de cojones, vaya.



Pero lo peor (creo) ya ha pasado. La estructura está terminada, incluso de paletería queda muy poco por ejecutar. Ahora es el paso de las instalaciones, revestimientos, solados, mobiliario...



Y mientras tanto una cierta ansiedad, un frenesí metido en el cuerpo. Como en cada obra. Supongo que porque cada proyecto es como un hijo, sobre el que uno vierte todas las energías hasta el día en que, emancipado, te manda a tomar gárgaras, ingrato él. En fin, vaya semanita de ir metiendo la semillita por ahí... Me reafirmo en que las casualidades, no existen...



FICHA TÈCNICA: Ateneu Torrellenc. El que subscribe de arquitecto. Aparejando, Manel González. Promueve MMAMB y Ajuntament de Torrelles de Llobregat.


dilluns, 23 de novembre de 2009

El parto de la burra. Inicio de las obras de una escuela en Maria de la Salut, Mallorca.



Increíble pero cierto: este martes partimos a Mallorca, a un pueblecito cerca de Sineu: Maria de la Salut. Por fin vamos a firmar el inicio de las obras! Bueno, no, por fin no, que ya será la segunda vez que lo intentamos, pero es lo que dicen: que a la segunda va la vencida. ¿O era a la tercera? Ay, ay, ay...

Pues en este emplazamiento idílico se ubicará una escuela de educación infantil y primaria, hija de un proyecto de parto extenuante: casi cuatro años de empujar y respirar, empujar y respirar... Y uno se desfonda, claro. Aunque a la que uno ve el sitio... la ilusión le sale a borbotones!

Un programa enorme para un emplazamiento menguante: desde el inicio, la intuición de fragmentar, romper volúmenes, buscar la escala de la localidad... Otro día, más.



Fachada a levante, por donde se accede. A colorines, lucernarios a plantas inferiores, delimitando los patios de los más peques.



Fachada a sol poniente, la que da a la pista polideportiva.


Planta 2, la de arriba de todo que coincide con el acceso. Sí, es un edificio al que al llegar, toca bajar.



FICHA TÈCNICA: Escola a Maria de la Salut. Manel González Solanes, Isidre Santacreu i Tudó, arquitecos. Promueve IBISEC.

dijous, 19 de novembre de 2009

RAPSÒDIA PER TOTS AQUELLS ARQUITECTES QUE VEUEN EL MÓN PER UN FORAT




Formes zoomòrfiques, amebes, regionalisme crític, Rossi, Venturi, Post Modernisme de segona generació……
Què collons ! Un bon armari i, el demés, són hòsties...........................


diumenge, 15 de novembre de 2009

Urtain, un viaje hacia una España triste


Urtain para mí era un personaje desconocido, tengo treinta y pocos y soy extranjera, eso me da licencia para que tal nombre o apodo, como descubrí después, no me suene de nada. Total, que el domingo pasado, fui a ver al Romea, una obra que yo creía basada en su vida, es decir, en la vida de un boxeador famoso en España en los años 70: Urtain. Siguiendo la recomendación de Daniela fui al teatro esperando ver una biografía. Pero no, no era eso, no era sólo eso, o, en cualquier caso, era también una biografía de España, de la transición. De cómo España pasa de tener una educación sentimental y una propaganda basada en valores caducos a ser un país con sus altibajos pero aceptablemente moderno. Debí sospecharlo tratándose de un montaje de Animalarío, aunque confieso que apenas conocía la compañía.

Urtain o el tigre de Cestona es un hombre básico que engañado por otros y jaleado por su vanidad animal pretende a base de fuerza bruta y amaños ser un boxeador de éxito, una celebridad de la lucha. El machito español, que no sabe ni hablar ni boxear, empieza su andadura lanzando piedras en su pueblo natal para luego ser utilizado y manipulado por una prensa corrupta y mediocre a servicio de un régimen populista que lo erige en símbolo de la valentía española. Porque, textualmente, el corazón de España se halla en los cojones.

Y de todo esto no hace tanto. Y de todo esto aún hay bastantes muestras hoy en día tanto en el bar de la esquina, como en los medios de comunicación o incluso los domingos en las comidas familiares.
Asistiend a la obra, poco a poco, a una se le encoje el corazón y al final no sabe si llorar por la suerte del pobre Urtain o por una España que hasta hace tan poco esalzaba unos valores tan brutos.

La manera de conseguir que el drama vaya in crecendo es deliciosa, toda la obra es un flash-back, que arranca con el suicidio de Urtain en el 92 poco antes de la inauguración de los juegos olímpicos y acaba prácticamente con la muerte del propio padre de Urtain en una taberna a causa de una apuesta salvaje. O lo que es lo mismo, arranca con la primera vez, después de décadas, en la que España se intenta mostrar al mundo con nuevos códigos y va retrocediendo a una España negra en la que el poder utilizaba los símbolos más rancios para promocionarse. O lo que es lo mismo arranca del suicidio del hombre fracasado por no saber decir te quiero y acaba en el tiempo en que los hombres estaban orgullosos por no saber llorar.

Animalario, nos coloca un ring casi entre las butacas y toda la obra sucede ahí extremando la metáfora de que la vida es una lucha. Los recursos y el lenguaje son además muy creativos y eficaces para que con apenas 8 actores se logre construir de manera verosímil una profusión de espacios y personajes relevantes en el relato que narra 4 décadas. Urtain es un espectáculo que renueva el lenguaje del teatro, con una verosimilitud enorme sin perder un ápice de teatralidad, mezclando géneros sin complejos para mantener el espectador en vilo de principio a fin. Y termina con el público aplaudiendo de pie.

Urtain está en cartel en Romea hasta el 22 de noviembre
.

dijous, 12 de novembre de 2009

Masturbaciones.





Hablábamos ayer de las pajas con las que algunos arquitectos salpican a la ciudad. Y, antesdeayer, este mismo blog llevó por nombre (aunque fugazmente) "suministro de poluciones", una mutación del nombre original ("suministro y colocación") . Nos tememos que para quien fuese de fuera del gremio era difícil de pillar, así que pasando mil de márketings y estrategias de mercado hemos adoptado este título cambiante.

Así nos va.

Y llegamos a hoy. Cuando hemos podido constatar que las casualidades no existen.

Es fantástico: cuentan los periódicos que la Comunidad Autónoma de Extremadura está montando unos talleres donde enseñan a masturbarse a jóvenes de entre 14 y 17 años. Bueno, no, no es tan fantástico: a mí la iniciativa me pilla crecidito y tan lejos de Extremadura como de París (por cierto, aprovecho la ocasión para mandarle un saludo a mi hermana, que hace ya no sé cuánto tiempo que habita en la capital del Gabachistán: un petó, marrana!) Perdón, no me he podido resistir. A lo que íbamos: cómo me hubiera encantado que a los 14 años los de la Generalitat me mandaran a una monitora madurita para que me enseñara con pelos y señales todos los intríngulis del arte masturbatorio... Orgásmico. Lo cuenta con mucha gracia Quim Monzó en su columna (!) de La Vanguardia de este jueves.

Pues nada, yo a lo mío, que es la Arquitectura.

¿O no anda muy lejos una cosa de otra?






dimarts, 10 de novembre de 2009

eclipsi de Moritz


Comentaris a la xerrada de l'Arnau Solé sobre els Contenidors i l'Arquitectura Comentarios a la charla de Arnau Solé sobre contenedores y Arquitectura




Tots els sants tenen vuitada, que em deien de petit. És a dir, que ja em perdonaràs, Arnau, que comenti tard, gairebé passada la "vuitada" des de la teva xerrada. Va estar molt bé. Molt. Vas saber aplicar eficaçment la fórmula einsteniana: "si expliques res que la teva àvia no entén, és que no et saps explicar". D'àvia no n'hi havia cap, però si hagués estat així s'ho hagués passat teta.

Llego una semana tarde a comentar tu charla sobre contenedores, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Y fue buena. Aplicaste Einstein a rajatabla: está mal formulado todo lo que no vaya a entender tu abuela. Abuela no había, pero hubiera entendido. Seguro.

Crec que l'arquitectura és massa important com per deixar-la només en mans d'arquitectes, i tot el que sigui provocar una reflexió entre la resta de la gent és positiu. Sempre que la gent s'avingui a reflexionar, que aquesta n'és una altra, és clar.

Creo que la Arquitectura es demasiado importante para dejarla en manos de los arquitectos. Todo lo que sea contagiar la reflexión sobre la Arquitectura es positivo, siempre que se acabe reflexionando, claro.

Hi he estat rumiant aquests dies (és un piropo: vas sembrar la llavor del dubte...). El protagonista no només va ser el contenidor, també ho va ser l'autisme aplicat a l'embolcall de l'arquitectura. I és que si un contenidor és un element refractari a tot el que passi al voltant i dins seu (hi ha una definició més allunyada del que és Arquitecura?), molts projectes que veiem avui en dia (i que van sortir a la teva exposició) malgrat no siguin exactament contenidors sí que comparteixen aquest autisme en la relació amb la ciutat.

Tu charla (va de piropo) me ha hecho pensar durante toda la semana. No sólo hablaste del contenedor: apareció a escena el embalaje de lo edificado. Creo que fue lo refractario a lo que les envuelve y a lo que contienen de los contenedores lo que conjuró esas referencias a una Arquitectura autista respecto de la ciudad.

Als meus alumnes de primer d'arquitectura, els insisteixo en que l'Arquitectura es diferència del disseny industrial en què no comença i s'acaba en l'objecte, sinó que s'arrela al seu entorn immediat. Per això la importància de quan dibuixem un edifici, també hi hagi quatre ratlles sobre el que passa al voltant seu. L'Arquitectura serveix per construir ciutat, i ciutat és relacionar-se. A partir de quantes cases una ciutat és una ciutat?, es pregunta Fernand Braudel a "El Mediterráneo" (no sé si hi ha traducció al català). La resposta és evident, si es té en compte que hi ha pobles de centenars de milers d'habitants, i ciutats d'uns pocs mils: la ciutat no la fa l'amuntegament, sinó la força de les relacions internes que sigui capaç d'establir.

A mis alumnos de primero de arquitectura les emplazo a meditar sobre la diferencia entre lo arquitectónico y el diseño industrial: es una diferencia sutil en la que media un arraigarse en el entorno inmediato, saber que una obra arquitectónica no empieza y acaba en ella misma. Por eso exijo que cada dibujo diga un par de palabras sobre lo que rodea al edificio. ¿A partir de cuantas casas una ciudad se considera ciudad? Se lo pregunta Fernand Braudel en “El Mediterráneo”, para encontrar la respuesta en una constatación: hay ciudades de unos pocos miles de habitantes, y aldeas diez veces más grandes. La ciudad no es simple adición, puro amontonamiento de cemento: la ciudad es la fuerza de las relaciones internas que sea capaz de generar.

Per això m'irriten els exemples d'autisme que patim a la nostra ciutat. L'exemple paradigmàtic és el pollastre que hi ha muntat entre el Teatre Nacional d'en Ricardo Bofill i l'Auditori d'en Rafael Moneo. Dos arquitectes que han estat capaços de realitzar algunes obres molt i molt interessants (Walden 7 i el Museu Romà de Mèrida, posem pel cas) però que el dia que es van posar a treballar en aquests dos projectes hagués estat millor que es masturbessin a casa en comptes de fer-ho amb un projecte. En Bofill que fot un teatre bonic o lleig (donem-li el benefici del dubte, tot i que manda huevos) i el fa obrir a un jardí tancat a la ciutat mitjançant una tanca cutre de simple torsió on s'hi enfila el lligabosc. Després, arriba el gran Moneo i com que no li agrada el que té davant, l'hi dóna l'esquena. Això sí, amb un auditori que vesteix unes robes la mar de mones, de bonics estampats industrials. Mentrestant, l'Ajuntament "no sabe, no contesta", i la ciutat que es faci fotre: dos equipaments culturals de primer ordre, contigus, incapaços de compartir un espai urbà en comú (algú recorda el Lincoln Center de NY?, serveix per a res ser una generació tan viatjada?) És tan bèstia el "desaguisado" que a algú se li acudeix que per combatre els vicis onanistes d'aquest parell, seria bo que la Zaha Hadid hi fotés el nas i ho convertís en un menage a trois... L'arquitecte del deconstructivisme, cridada per... posar ordre... No, si al final prendrem mal...

Por esto me irritan los ejemplos de autismo que padecemos en nuestra ciudad. Ejemplo paradigmático lo encontramos en la relación (¿?) establecida entre el Teatre Nacional de Ricardo Bofia y el Auditori de Rafael Moneo. Dos arquitectos capaces de desarrollar proyectos muy felices (Walden 7, Museo Romano de Mérida…) pero que el día que les tocó resolver el pollo ese en Barcelona hubiéramos salido ganando de haber dejado sus poluciones solitarias alejadas de estos proyectos para reservarlas al ámbito más privado de un aseo. Bofia que va y pare un edificio que será feo o bonito, pero le confiere el acceso a un jardincillo delimitado por una cutre salchichera valla metálica cubierta por una enredadera. A continuación, llega Moneo y se cabrea porque no le gusta la bofillada, así que le da la espalda. Esto sí, al Auditori lo viste con un precioso traje de bonitos estampados industriales. Mientras, el Ayuntamiento que nos sabe, no contesta. Y la ciudad a joderse: dos equipamientos culturales contiguos de primera magnitud, incapaces de compartir un espacio urbano en común con el que sumar sinergias (¿alguien recuerda el Lincoln Center de NY? ¿tanto viaje de aquí para allá para no ver nada?) Es tan salvaje el desaguisado que a alguien se le ocurre la brillantez de combatir los vicios onanistas de estos pintejas llamando a Zaha Hadid, a ver si lo convierte en un menage a tríos más digerible. La reina de lo deconstructivo, llamada para… poner orden! Hay que joderse…







dilluns, 2 de novembre de 2009

Contenedores

El miercoles 4, o sea pasado mañana, daré una charla sobre "contenedores" en la trastienda de un bar de Barcelona. Por si alguien creía que sería algo técnico, cosa de arquitectos, en este sentido nada que temer: no me interesa la chapa colaborante de un contenedor y sus posibilidades, o más bien, si que me interesa pero no creo que le interese a casi nadie más.



Voy a hablar del contenedor como metáfora y modelo arquitectónico de éxito. En cada tipología, en cada modelo y propuesta arquitectónica o artística subyace un programa ideológico, hablaré sobre esto intentando aportar algo de luz al porque del éxito del edificio-contenedor que inunda nuestras ciudades.

Destinado sobretodo a no arquitectos.



Ficha técnica: Cena-charla Bar Nostromo, 4 Noviembre 20:15, c. Ripoll 16 precio:20€, asistencia contactar con Joan : joan.fontbernat@gmail.com

diumenge, 1 de novembre de 2009

El viaje (I)

momento de contemplación en dalat. Vietnam
Necesidad de viajar, física, mental, espiritualmente…para conocer. El viaje nos abre a experiencias nuevas, es ese momento en que el estado contemplativo convive con el creativo y se produce el desprendimiento de prejuicios y de conocimientos previos como verdades absolutas. Desprendimiento = aprendizaje = viaje. (1)

Desprendimiento = Acción de desprenderse (echar de sí). Desapego, desasimiento de las cosas. Largueza, desinterés. Separación de un órgano o de parte de él del lugar en que estaba. (2)

Retroceder, volver atrás y observar otras culturas, otras formas de vida que van detrás de la nuestra para así volver a la esencia. Marcel Duchamp habla sobre el alejamiento de lo que conocemos para aprender y conocer, lo que vendría a ser, olvidar lo que ya sabemos para mirar con ojos de niño.

Aprendizaje = Acción y efecto de aprender algún arte, oficio u otra cosa. Tiempo que en ello se emplea. Adquisición por la práctica de una conducta duradera. (2)

Así como algunos pueblos primitivos enviaban a sus jóvenes a emprender un largo viaje iniciático, donde debían enfrentarse a peligros e intentar sobrevivir, para así volver formados, volver adultos y poder formar parte de la sociedad; de la misma manera, el aprendizaje del arquitecto debería ser ello, un viaje iniciático donde se prepare al hombre/mujer para ver la realidad con otros ojos diferentes del que no sabe, del profano; un viaje que nos forme en el gusto por la belleza y por las cosas bien hechas.


Viaje = Acción y efecto de viajar. Traslado que se hace de una parte a otra por aire, mar o tierra. Camino por donde se hace. Ida a cualquier parte, aunque no sea jornada, especialmente cuando se lleva una carga. Carga o peso que se lleva de un lugar a otro de una vez. Estado resultante de haberse administrado una droga alucinógena. (2)
Desde el grand tour hasta el turismo de masas son muchos los arquitectos, artistas, periodistas y hombres cultivados que han viajado a lo largo de la historia para tomar notas, apuntes, fotografías para ayudar a la memoria (mnemósine) a recordar una realidad que les es extraña.


momento de contemplación en Hampi. India


Los arquitectos (nórdicos) viajan (al mediterráneo) para aprender todo aquello que desconocen, empaparse del exotismo de otras culturas para así después traducirlo en obras posteriores; sin darse cuenta, que ellos también serán imitados. El viaje, es así, un intercambio de conocimientos que enriquece la arquitectura y la hace evolucionar.



(1) Concepto al que hace referencia Enric Miralles en su tesis doctoral titulada: Cosas vistas a izquierda y derecha (sin gafas).
(2) Definición extraída del diccionario de la Real Academia Española.