dimarts, 29 de desembre de 2009

Más luz, más Navidad, más Barcelona.



La coña marinera es que tal prodigio viene de la mano de los autores del "menos luz, menos Navidad, menos Barcelona" del año pasado. Los mismos. Porque a alguien se le ocurrió cómo contaminar la mitad: pues apagando la mitad de las luces. Las primeras Navidades de la crisis (estas ya son las segundas) , y a oscuras. Ya puestos, hubieran podido regalarnos cúters para cortarnos las venas, pero en su lugar nos dejaron algo mejor: unos árboles de Navidad a pedales que nos costaron una millonada. Y como a nadie le daba por meterse a emular a Induráin o Lance Armstrong, acabaron conectándolos a un generador. Impresionante. Temo que quien no esté al tanto de las peculiaridades del día a día barcelonés se tome esto como un relato del absurdo (que lo es), pero no: de ficción no tiene nada... Bien está enmendar errores, pero regodearse con cartelitos como éstos me pone de mala leche. Si me dedico a meter el dedo en ojo ajeno, a la que me aburra y me dedique a otros menesteres no es razonable que me pida una medalla por mi contribución al cese del dolor ocular. Pero es lo que dicen de la política: el arte de aplicar soluciones erróneas a problemas inexistentes. Así andamos.


dijous, 24 de desembre de 2009

Bon Nadal y un acojonante 2010!!!


dissabte, 19 de desembre de 2009

NOSTALGIA

Cuna de agnósticos, pecadores, filisteos y otros personajes de este filme en blanco y negro que es la vida.
Consuelo éste de compartir con ellos -mis amigos- simplemente un lápiz.

Demasiados instantes dónde lo imposible se ha hecho realidad. El lápiz -otra vez- digno e impoluto "celestino" de una amistad irreprochable.

Recuerdos de viajes, países y ciudades. Yantar feroz y convulso del caminante que hipoteca su tiempo dibujando a ras de tierra; como los gatos, o quizás, de los grisáceos adoquines.

Y ahora, víctima de un ataque de celos fruto de un amante compartido, que esta vez me ha sido infiel. Nada amigos, disfrutad lo como si fuera mío.
Que os vaya bonito..................................
El siempre vuestro


dimecres, 16 de desembre de 2009

Dibujar en Florencia, ayer. Mañana, Roma.


Vista panorámica de Florencia, donde la pereza me propuso un tríptico para ahorrar trazo...

Pues entre "estamos que no estamos" y el "vamos vamos que nos vamos!", tenemos el blog medio marchito. Nuestras más sinceras disculpas. Pero cada año a un arquitecto se le acaba el mundo dos veces: antes de Navidades, y durante el mes de julio. A los clientes les pone cachondos que los proyectos duerman el sueño de los justos durante las vacaciones y más allá.


MG dibujando ante el Santcti Spiritu de Bruneleschi.

Además, este viernes zarpamos a Roma, en un viaje que organizamos los profesores de dibujo de la escuela de Arquitectura de Barcelona de La Salle, de la Universitat Ramon Llull. Por la noche nos montamos en un ferry de la Grimaldi a surcar el Mediterráneo, con más moral que el Alcoyano...


Alzado del pórtico de los Inocentes.

Viajábamos entonces la semana posterior a Semana Santa, buscando un clima más benigno y unos días que ya le pisaban los talones a unas noches en retirada. Para hacer la cosa más interesante, este año toca experimento y nos vamos los días más breves y con un invierno que ya galopa. Si la cosa va bien, el año próximo repetimos. Si va mal, me temo que también. Ay, ay, ay...


Sandra Moliner, pinturrajeando bajo el pórtico de los Inocentes.

De Roma, ya hablaremos. A la vuelta. Como aperitivo miraremos atrás, dos años atrás, a Florencia. Otro viaje, otros alumnos, los mismos amigos.... casi.


Pep Gorgas (así como abstracto) con el Sancti Spiritu a sus espaldas.

Manel ya no repitió viaje. Lisboa, Granada y Estrasburgo quedaban atrás. A él le esperaba el Japón, buscando que allí la arquitectura de lo visual fuera, además de invisible (que lo es), inodora (que no lo es). Vanas ilusiones...


De derecha a izquierda, Manel González, lujo de pluma de este blog, y Raimon Ferré..

Pese a las caras largas, show must go on...


Guillem Bosch con pinta de enfermo, aunque sospecho que el virus era yo...

Yeah!!!

dimarts, 8 de desembre de 2009

FRAGMENTO DE UNA CONVERSACIÓN CON J. SMITH


No sé si se debe a la ingesta de amanitas muscarias, o a que me puse hasta el culo de comer tofu mezclado con sake caliente. Mi amigo Takashi tiene la prudencia de invitarme a Tokio cada vez que siento náuseas de estar en mi país -si es que existe un país de alguien, claro-. Estaba hastiado de diseñar sanitarios para ciudadanos que piensan que sus heces ya no son como las de antes. Ya no podía más y decidí visitar a mi amigo para desaparecer una temporada. Ansiaba encontrarme de nuevo con un mundo envuelto de quimonos, tabis y biombos de shoji.

Tsukiko y yo siempre habíamos tenido la tentación de revolcarnos en un cabin-hotel situado en un tugurio cercano a la calle 69, con claras ambientaciones cinematográficas; esta vez nos inclinamos por "sopa de ganso" de los hermanos Marx. Mi punto de inflexión y de conciencia rozaba el coma etílico y, el de mi apuesta amante, tres cuartos de los mismo; eso sí, el de ella producido por las sustancias alucinógenas que contenían las setas.
Entre tanto movimiento convulso y después de expresiones corporales zigzagueantes, di de bruces contra un pavimento repleto de panfletos, diarios y revistas que precisamente no convidaban a la lascivia. Entre ellos un titular que más que categorizar, propinaba un buen varapalo a todos los aforismos aparecidos en las páginas de contactos de la prensa nipona: " la Arquitectura es un Arte Visual". La noticia continuaba urdiendo toda clase de argucias propinadas por la liturgia de un célebre arquitecto checo llamado J. Smith y, de cuyo nombre y procedencia, aún sigo dudando. La lucidez del momento me propinó una aceleración rápida de exabruptos impropios de un diseñador de sanitarios de recocida talla y reputación, pero lo primero que se me ocurrió fue: ¡Será gilipollas ese puto checo anglosajón con cara de obstrucción intestinal! ".
Lo reconozco, ese tal J. Smith me volvió a poner cachondo, y su cara aún más. Acompañé a Tsukiko a su casa y prometí no beber más por aquella noche puesto que mañana me disponía a visitar el congreso ese de mentecatos para hablar cara a cara con ese aprendiz, o, simulacro de arquitecto, que contemplaba los peep shows como los cuadros de E. Hopper.
El cambio del sake caliente por el café aceleró las partículas de mi enjuto y cochambroso cerebro, tarea imprescindible para localizar al codiciado personaje una vez el tren bala me dejó en la misma puerta del auditorio. Decidí no andarme con rodeos increpándole de manera decidida.

- Hola, soy Thomas Cock, diseñador de piezas y elementos sanitarios, me gustaría charlar con usted acerca de algunas afirmaciones aparecidas en el Tokyo Shimbune de ayer.
- Bien, buenos días, encantado de hablar con usted, Sr..................¿Cock?
- La verdad es que me parece deleznable que suelte este panegírico en una conferencia dónde asisten jóvenes universitarios. - Y continué - En plena época de crisis, tanto cultural como de los sistemas económicos establecidos, soltar este tipo de improperios me parece más propio de un telepredicador que de un arquitecto de reconocida fama mundial.


J. Smith me miró impasible, impertérrito y me respondió con una locuacidad voraz:

- Diga lo que diga usted, des de la época de Alberti ha "desaparecido" la arquitectura. Estaría dispuesto a admitir que solo con algunas excepciones.

Después de la resaca de ayer pensé en saltarle directamente a la yugular, pero finalmente opté por entrar al trapo; y yo, ignorante de mí, que creía haberme desprendido ya de esas afirmaciones atávicas, anacrónicas y un tanto casposas. Además me pregunto: ¿Qué coño tiene que ver la arquitectura visual de los órdenes que aparecen en los tratados de Serlio, Vitrubio y Alberti con el concepto de belleza de nuestros días? , ¿Cómo es posible considerar la estética una finalidad y no una consecuencia?
En fin, no haberse enfrentado con la cruda realidad tiene esas cosas. Hay arquitectos que aún piensan que los ciudadanos prefieren pasear por la calle gozando de la armonía y la proporción de la estética superficial de sus fachadas, que vivir hacinados como pollos de granja. Y continué:

- Eso de arte y arquitectura es una pura coincidencia, como la suegra o la horma del zapato. Relacionar arte con arquitectura es no tener ni zorra idea de lo que llevas entre manos, y mucho menos sin entender todo aquello que dice Alberti sobre el orden y la regla de la Arquitectura (curiosamente y, después de unos cuantos años, también lo repite E. Souto Moura). Regla y orden, entendidas como ciencia que coloca los objetos en el espacio que les corresponde. Un espacio generado por el vacío producido por el hombre, que es el único que establece relaciones de escala y proporción entre las partes. En fin, una arquitectura que sólo existe si el ocupante es capaz de percibir todas sus innumerables conexiones que se extienden entre percepciones psicológicas, necesidades funcionales y abstracciones emocionales.
Además, –añadí- la belleza de la arquitectura trasciende de lo "visual", es más, se encuentra a medio camino entre el orden y la complejidad. Del mismo modo que no valoramos las ventajas de la seguridad sin una sensación de peligro, sólo ante un edificio que filtree con la confusión captaremos la dimensión de la deuda que tenemos los arquitectos con nuestra capacidad de poner orden.


Seguí con otra afirmación pero quizás de un modo más bien escatológico que, dada mi profesión, me pareció de lo más elocuente.

- ¿Piensa usted Sr. Smith, que una persona con ganas de cagar se pasa todo el tiempo gozando del lindo diseño de lavabo de Corian, en lugar de sentarse en la taza de váter diseñada para tal efecto?

Quería seguir hablando de la relación de la arquitectura del barrio luso del Chiado con la Peste, pero el ínclito profesor, se volvió para saludar a otro visionario de su etnia cultural trasvertida, emplazándome a la hora del té para seguir hablando del tema................................
Luego pensé que con sus problemas de estreñimiento seguramente no le había sentado demasiado bien la afirmación.

La verdad, es que no tenía ganas de seguir hablando con este soberano capullo y, después de pensarlo bien, dejé en el Bar y a su atención, esta nota:

"Estimado Sr. Smith, la arquitectura que consideramos bella, en cambio, es obra de esos excepcionales arquitectos que poseen la humildad de interrogarse adecuadamente acerca de sus deseos, y la tenacidad de traducir sus percepciones fugaces de alegría en proyectos lógicos; una combinación que los capacita para crear entornos que satisfacen necesidades que ni siquiera éramos conscientes de tener.¿Arte visual?, y una mierda.............................

Respetuosos saludos,


T. Cock"

dijous, 3 de desembre de 2009

En defensa de los derechos fundamentales en Internet



En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.



Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.