dimarts, 2 de novembre de 2010

De cómo apropiarse de un premio (quizá sin merecerlo)

Los principales impulsores de este blog nos hemos tomado unas vacaciones, en cuanto al blog se refiere, las de Isidre bastante más justificadas que las mías. De manera que en estos dos meses ha habido tiempo para que le dieran el premio Nobel a Vargas Llosa. Yo me alegré, no fui el único, todos (me refiero a la prensa) se apresuraron a felicitarle, es lo normal. A mi personalmente su deriva liberal me desagrada más que bastante, pero he de agradecerle sinceramente algunos muy buenos momentos de lectura, especialmente por El hablador. Es una novela por la que a uno no le dan el premio Nobel, de esas que la crítica llama de segunda línea, sin la ambición de La ciudad y los perros o La guerra del fin del mundo. Pero me emocionó e impactó, quizá porque la leí a los veinte y pocos, o sea, aún más joven que ahora, sea por la razón que fuese los machiguengas y 'Mascarita' me acompañaron durante un buen tiempo. Se trata de un cuento nostálgico, entre la historia y el mito, sobre la comunicación y la memoria que contribuyó a que yo mitificara aún más el viaje, la metamorfosis, el buen salvaje y la memoria colectiva:



'la palabra es la memoria del pueblo que anda…', uno debe andar, ‘parado se enturbia’ (como el agua); andar como los machiguengas para no dejarse atrapar por la civilización, o por el ‘sistema’, o por la rutina, o por lo que sea….
Más tarde quise volver a leerlo pero estaba descatalogado, o algo así, y los machiguengas fueron cayendo en el olvido.


Como decía, se trataba de felicitar a Vargas Llosa, y así lo hicieron todos los periódicos y periodistas, pero tampoco se olvidaron, me refiero a los periódicos catalanes, de recordarnos al Vargas Llosa ‘catalán’, y así hacer un poquito nuestro el premio. Nos recordaron los tiempos en que Vargas Llosa paseaba por Barcelona junto a García Márquez y José Donoso, incluso algún día Cortazar se dejaba caer por aquí, por la Barcelona de los hermanos Goytisolo, Gil de Biedma, Montalbán o Marsé. Hoy de todo eso no queda nada ni nadie, salvo alguna muy ‘shandy’ y rara excepción, bueno y también queda Marsé, que el día que se le ocurre decir lo que piensa, y pensamos más de uno, lo acribillan y menosprecian (en plan ‘ya se sabe el abuelo que está gaga…’). Hoy Vargas Llosa recae más por Madrid que por aquí, y no me extraña, aquí para dar una clase sobre Borges algún memo es capaz de pedirle el nivel C. Después de veintitrés años de convergencia y siete de tripartito, treinta años de cultura mal subvencionada, este va siendo el erial que nos merecemos.
Mientras nos regocijábamos con una Barcelona que ya no existe, la opinión publicada, como cada verano, volvía con uno de esos temas que, por lo visto, realmente nos preocupa: la mala imagen que dan los turistas sin camiseta por las ramblas (debe ser que esto también puntúa en los ratings de Standard & Poor’s), nos hemos escandalizado como cada año con la mala imagen que dan estos ingleses enseñando sus sobacos por las ramblas –incluso se atreven a entrar así en el Boadas!, esto último es lo que más irrita a alguno de nuestros más reputados articulistas.
A mi, si me preguntan, lo que me da mala imagen es el hotel vela y su privatización de la playa (Ayuntamiento y Puerto de Barcelona siempre tan atentos a algunos intereses privados), eso sí que es digno sólo de republica bananera, o emirato del petrodolar (en todo caso de país BB-).

Con todas estas preocupaciones, la visita del Papa y la Sagrada Familia, que finalmente no se ha caído, no parece que a nuestros periódicos nacionales les quede mucho espacio para comentar la ‘posible financiación irregular’ de convergència. Esto parece ser que no interesa.


Nos queda andar, andar para huir, como los machiguengas de Vargas Llosa, o incluso, como decía Joyce (según Vila-Matas) cambiar de tema: ‘si no puedes cambiar de país cambia de tema’.

Para la próxima entrada prometo cambiar de tema y volver a la arquitectura

2 comentaris:

  1. olé.
    me ha encantado.
    yo llevo 11 años cambiando de país. no me había dado cuenta que bastaba con cambiar de tema.
    bss.

    ResponElimina
  2. Hola que tal, un post espectacular, me ha gustado mucho, no te falta razón y eso que no hablas para nada de arquitectura, aunque he visto otros post arquitectonicos muy interesantes tuyos. Enhorabuena por el blog, me encanta!!

    Yo también he creado hace poco un blog, se llama “Vivienda única” donde tratamos temas como viviendas sostenibles, últimas tendencias en diseño, arquitectura, calidad de vida en relación a nuestro hogar, confortabilidad. Me encantaría que lo visitarais y me dieras vuestra opinión por favor!!

    Un saludo
    http://viviendaunica.com/

    ResponElimina