divendres, 28 de gener de 2011

Perro y mariquita.



Hace pocos días que hemos entregado un encargo que en su momento nos pareció un poco raro. Un ayuntamiento metropolitano nos pidió unas imágenes de diferentes proyectos urbanos (algunos ya realizados, otros no). Lo curioso es que querían que resolviéramos el trabajo a mano, huyendo de los rénders digitales (también conocidos como horrenders). Así pues, desempolvamos la caja de colores, sacamos punta a los lápices y en un par de meses nos hemos plisplado cinco perspectivas que dentro de pocas semanas corretearán por las calles de esa ciudad. Para mantener el misterio os presentamos unos fragmentos de los dibujos. Hoy va de bichologías varias. No os cortéis en encargarnos más dibujos (dinero mediante), que nos lo hemos pasado teta.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada