dimecres, 12 d’agost de 2009

La grieta.

"El arquitecto no sólo tiene que dar forma al espacio, sino también al tiempo. Es un gran transformador del tiempo. Cuando se renueva por completo el centro de una ciudad, despunta en ella una nueva época. Los seres humanos se oponen siempre a los cambios puntuales. Tienen la sensación de que el suelo se escurre bajo sus pies. Cuando se produce un cambio temporal o bien se nace de nuevo o bien da la impresión de que el tiempo propio ha expirado. Una profunda grieta atraviesa la sociedad."

FICHA TÉCNICA: Zafer SENOCAK, "Una herencia peligrosa", p. 87. Título original: "Gefähriliche Verwandschaft", trad. Carmen Plaza y Ana Rosa Calero Editorial Pre-Textos, Contemporánea 78, VALENCIA 2009.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada