dimarts, 8 de setembre de 2009

Diccionario-museo del éxito

A principios de verano, Oriol Vilanova, compañero de gin-tónics y de clases de dibujo allá en la Escuela de Arquitectura de La Salle Barcelona, nos invitó a Sandra y a mí a la inauguración de una exposición suya en "La Capella". Lleva tiempo investigando el fracaso, lo que le ha llevado inevitablemente a adentrarse en la trastienda del éxito, curiosamente con un notable éxito que no sé si se lo debe tomar como un fracaso... No en balde, "el que no busca el éxito no busca nada", comenta Vilanova a propósito de la entrada... BLUF!!! Ya veis que el estado de la cosa está de un paradójico subido... ¿será éste un buen tema para esa tesis que no logro materializar? Pensaré en ello, pero en otra ocasión, tranquilos.

El caso es que el tipo va y expone. Expone un libro de artista. Un diccionario. Y nos lo regala. El "DICCIONARIO-MUSEO DEL ÉXITO":



El diccionario es realmente un diccionario. Con un montón de palabras ordenadas alfabéticamente, de la A a la Z para no liar. Pero eso sí, en rojo sobre rosa por eso de que son los colores del éxito (con permiso del oro, claro...). Tanta palabra viene aliñada con una selección de fotografías de ver para creer, yendo del inevitable trofeo chungo de la cabeza de ciervo disecada, hasta las páginas centrales de un SuperPop con un Tom Cruise postadolescente.




La relación de Vilanova con lo disecado no es baladí. Nos habíamos presentado hacía meses, pero no lo conocí hasta un día que me dejó ojear una libreta de apuntes en una de cuyas hojas había una ardilla dibujada, muy académicamente, la verdad es que un tanto demodé. Ante la cara que debí poner, se vió obligado a apuntillar: "És un esquirol MP3"... es decir, un proyecto de ardilla disecada con un mecanismo de reproducción de himnos patrios. Me asaltó la duda: ¿sería peligroso el tío éste? Claro que como la curiosidad mató al gato, pues maullé. Así: miau.

Y es que Oriol tiene algo de taxidermista, de rescatador de cadáveres todavía tibios de las garras del olvido. Este doctor Frankenstein postmoderno sutura con hilo de ironía, pero el método es el del coleccionista paciente y de avaricia enciclopédica. Será por esto lo del diccionario.

Pues bien, señores: este jueves, 10 de septiembre, se lleva el diccionario al Círculo de Bellas Artes de Madrid, dentro de la exposición colectiva de la Muestra de Artes Visuales Injuve 2009 que promueve el Ministerio de la Igualdad (ni me acordaba que teníamos uno de estos...). Así que ya quedan avisados. Ea.

Por cierto, Vilanova tiene los santos cojones de terminar su diccionario con una cita enorme de Marcel Duchamp:


"Las palabras no tienen absolutamente ninguna posibilidad de expresar nada. En cuanto empezamos a verter nuestros pensamientos en palabras y frases todo se va al traste." Algo de eso hay, y no hace mucho que le daba vueltas al tema en otro blog. Claro, que lo hacía a base de echarle más palabras a la cosa... Si es que callar cuesta un huevo...

Apa. Se acabó.

Oriol, molta merda!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada