dijous, 24 de setembre de 2009

La cocina retourns.




Decíamos ayer que me había cargado la cocina. Y por el camino, el embrague de la moto. Tras las vacaciones y un par de semanas de propina, la cocina se ha medio terminado, y la moto ya ha salido del mecánico. Antes, Carlos, mi mecánico, me porcularizó con una llamada:"Niño, que también te has fundido el primario!", "¿Y qué es el primario?", pregunté yo. "Pues son 400€ más, chaval" respondió él. Hay que joderse... (offtopic: si alguien necesita de un proyecto de lo que sea, que me lo haga saber, que entre embrague, el misterioso primario, neumáticos nuevos, frenos, batería y la revisión de los 80.000km me han sableado 2.200€, y todo esto en plena crisis: si es que estoy hecho un campeón...)

Hacer un proyecto para la familia es raro. No, no es raro: es una putada: de gratis, más dedicación, y riesgo que te pongan morros en cada comida familiar. Si es que ser arquitecto es una profesión de valientes...


Bueno, pues que la cocina casi que ya está. Cocinar se cocina, pero todavía falta colocar una persiana supergradhermetic (la de las lamas orientables), los tiradores de los muebles y cuatro repasos más. Mientras tanto, a aguantar:

- Vaya nevera más pequeña! (sobre una nevera ya consensuada, y habiendo acordado que pondríamos la vieja en la despensa)
- Qué color más oscuro la encimera..! (esto tras dejarme colgado el día que se elegía el color)
- ¿Un horno de 60cm? ¿Cómo no se te ha ocurrido poner uno de 90?
- ¿Una fregadera de un solo seno? Si para lavar platos necesitamos 2! (pues hace medio año que todos los planos lo llevan dibujado así, y además: ¿para qué dos senos si hay lavavajillas?)


Lo que está claro es que ni con la familia te puedes dejar de levantar actas notariales. Cada vez tengo más asumido que un despacho de más de un arquitecto, con lo primero que tiene que contar en plantilla es con un abogado...



Este fin de semana vuelvo para allá. Con la familia al completo: toca bautizo. Creo que ya estará todo a punto, y con un poco de suerte se habrán hecho suya la cocina y no nos caerán demasiados palos encima. Ya os contaremos en un tercer post...

FICHA TÉCNICA: CocinaPadrino, Mano a mano de un servidor con Sandra Moliner, en Guissona, Segarra, Lleida.

1 comentari:

  1. Amb una cuina així, a quí no li venen ganes de possar-se a cuinar?
    a pesar d'aquests personatges que et controlen de reull des de dalt del prestatge

    ResponElimina