dimarts, 14 de juliol de 2009

cocinando


...El verdadero problema aparece cuando la cocina en realidad...no existe... e intentas vender la moto de cómo será, te matas a hacer dibujos para explicar lo que tienes en tu cabeza y resulta que no los entiende ni Dios: pero esto como se mira niña??...estás segura que quedará bien? no sé, no sé....entonces descubres que los clientes, o sea, mis señores padres, se fian más del señor anónimo de la casa de cocinas que de tí...pero, suerte que me quieren y están muy orgullosos de mí: pero que lista es mi niña!!!

FICHA TÉCNICA: CuinaHospi, de una servidora de ustedes, en l'Hospitalet de Llobregat.

1 comentari:

  1. Los que hacemos (lo que sea), o lo hacemos repitiendo fórmulas y esquemas, o bien inventando otras maneras de proceder. Es otra de las fronteras entre lo puramente constructivo y la Arquitectura.

    La dificultad estriba en cómo traducir la cosa: si no repetimos, ¿cómo explicamos lo nuevo?

    Es un problema común a otras disciplinas: pintura, música, cocina... El hándicap de la Arquitectura es que, eso que haces, además tiene una utilidad. Y no va a durar tan sólo una cena de tiempo. Así que el halago para salir del paso (no se vayan a creer que no entiendo y soy tonto) ante una pintura de Rothko o una pieza de un dodecafonista cualquiera, no lo va a tener el arquitecto ni de coña.
    Mala tarde, que dijo el torero.

    ResponElimina